6° día como peatona. A nadar por fin!

¡El gran día ha llegado! Será mi prueba de fuego en el transporte público de pasajeros porque hoy voy a nadar por primera vez después del asalto. La pileta está en La Rufina y hay un solo colectivo que me lleva, el 19 según MiAutobus.com. No aparecen los horarios, ni las frecuencias, por lo que puedo llegar a estar…una hora en la parada, uf.

La liberación de mi auto sucedió en un momento lleno de “acababas”:

-Acababa de llenar el tanque

-Acababa de cambirle los neumáticos de adelante (2 meses)

-Acababa de cambiarle las pastillas de freno (15 días)

-Acababa de cambiar el control remoto de la apertura de puertas más una llave (1 semana)

-Acababa de renovar la suscripción semestral de la pileta

Esto último quiere decir, que no puedo, ni siquiera transitoriamente, cambiar de natatorio para ir a nadar a uno que esté más cerca.

¿Porqué elegí La Rufina? Primero porque empecé a nadar en 2010 cuando vivía en Lomas. Después no quise cambiar, aunque me quedara lejos, porque es muuyy linda y hay muy poca gente comparada con otras.

La pileta es divina, tiene techo y paredes vidriadas por lo que es muy luminosa y se puede ver el bosque que la rodea. Las otras piletas que conozco son tinglados cerrados y están muy concurridas. En La Rufina hay horarios en los que incluso puedo llegar a estar sola (ojo tampoco es frecuente), pero eligiendo bien la hora tengo andarivel exclusivo para mi. La pileta no es un lugar para hacer sociales ya que la mayoría del tiempo uno está bajo el agua, así que para un ser huraño e insociable como yo, elegir la hora es fundamental.

Salí de casa a las 13.15 y a las 14.00 exactas llegué a destino. Antes de subir le pregunté al chofer si efectivamente este coche me dejaría en El Bosque y muy amablemente me dijo que sí. En el colectivo había bastante gente, pero enseguida me cedieron un asiento. Se ve que el look plateado funciona! Y la gente joven es tan adorable, me encanta ver tanta educación y buenas maneras (esto no es irónico, de hecho siempre ha sido así desde que fui liberada de mi auto gracias a otros jóvenes audaces, aunque de no tan buen trato).Una vez sentada cómodamente retomé la conjura, que quiero terminar para empezar la biografía de J.KToole.

Ignatius Reilly y yo en el 19
Ignatius Reilly y yo en el 19

La pileta estaba con poca gente y sólo nadé durante 50 minutos, no llegué a la hora esta vez porque estaba ansiosa por salir a tomar el bondi de vuelta!

A la salida me senté a esperar en la parada de El bosque que en vez de vidriada, como las de la ciudad, es una especie de quincho de madera, imagino que para estar a tono con el entorno. No había nadie esperando por lo que deduje que habría pasado hacía poco. En breve comenzaron a aparecer compañeras de ruta, todas empleadas de casas de familia que terminaban la jornada laboral, y no me pregunten como lo sé, no les hice un reportaje, debo admitir que lo mío es puro prejuicio. Me gustaría saber qué pensaron ellas de mi….desde el suyo…

Les pregunté si sabían a qué hora pasaría el ómnibus y me dijeron que a las 15.35 hs. A esa hora exactamente se materializó frente a mis ojos el 19 naranja!!! No lo podía creer!

¿Qué aprendí hoy?

-Que soy prejuiciosa (1) :creo adivinar a qué se dedica la gente por su vestimenta, aspecto físico o manera de hablar.

-Que soy prejuiciosa (2): creo que el bondi siempre llegará tarde

-Que soy prejuiciosa (3): pensaba que los pasajeros eran todos unos malvados que no cedían jamás el asiento a viejecillas como yo.

Es claro que esto recién empieza, seguramente con el transcurso del tiempo veré de todo, pero por el momento aprendí que lo mejor es empezar a sacarme todos los prejuicios de encima. 

Feliz de aprender!

Anuncios
6° día como peatona. A nadar por fin!

12 comentarios en “6° día como peatona. A nadar por fin!

  1. Dolores Frias dijo:

    Simplemente genial. Suele decirse que es más difícil escribir simple que rebuscado. Y tus relatos sobre lo meramente mundano y la cotidianidad son una demostración de tu talento para la escritura. Lo disfrute tanto Su! Logras atrapar al lector y hacerlo sentir parte de la historia. Tu propia historia. Tarea para nada sencilla.

    Siga deleitándonos por favor.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s