La Navidad de una peatona

montar-caballo-de-pap-noel-de-la-navidad-en-trineo-16592831

¿En qué se diferencia la Navidad de una peatona? En los preparativos. Es que cada insumo llega a la mesa de trabajo por medio de un transporte de  tracción a sangre, mi sangre, más precisamente mi rara y valiosa O RH negativo.

Mis amigas que viven en Canadá o España me dirán: si eso lo hacemos siempre, de qué te quejás? Del calor me quejo! Es inútil levantarse temprano para evitarlo, nadie abre antes de las 9 de la mañana y entre una cosa y la otra siempre te agarra el mediodía.

Ejemplo concreto: decidí regalar a cada miembro de la familia un lindo frasco de mermelada casera de duraznos y lavanda; por supuesto, lo único que tenía en casa era lavanda…y azúcar. También necesitaba hacer que fueran lindos además de ricos, por lo que necesitaba frascos nuevos, etiquetas, papel y cinta para las tapas, bolsas de papel madera y moños…. Me pareció que ir al centro en estos días era una locura entonces me fui en colectivo hacia la recta Martinoli donde hay un negocio de descarlables y una librería artística grande. Pero arranqué mal de entrada: como no veo nada confundí el colectivo 19 con el 18 y además voy leyendo, por lo que no advertí que iba por otro camino hasta que pasé por la Universidad Blas Pascal!!!!!!

Me dije a mi misma, es mucho tiempo tomar dos bondis, son apenas las 10, tu puedes, camina y ya no te quejes. Emprendí alegremente el camino, la zona es muy arbolada y linda, y por suerte hay un leve declive hacia Martinoli que lo hace fácil. Llegué maravillosamente bien al negocio, aunque ya empezaba “la calor”. Allì tenían lo que buscaba, pero de una calidad que no me convencía, así que seguí caminando hacia un lugar que me recomendaron, más hacia el fondo de la Recta  (la artística me quedaba en dirección contraria). Ok, vamos. Llegué y ya el flujo de la 0 RH- se me empezaba a rebelar por la temperatura, es decir que se me nublaba el entendimiento y cada cosa que veía me parecía horrible. Volví hacia la librería y vale aclarar que Villa Belgrano no es el centro donde en unas pocas cuadras se encuentra todo, o sea tuve que caminar bastante. En ese momento me salía humo de la cabeza por el calor, lo aclaro por si a alguien se le ocurrió que haya sido porque “se me subieron los humos”: eso es imposible andando a pata y a esas alturas reptando más que caminado.

Volví a casa cansada, acalorada, enojada y…..con la mitad de las compras.

Seguramente muchos de uds están pensando: de qué se queja si llega y se tira de cabeza a la pileta y listo! No, nein, niet: la pile está desde agosto con 30 cm de agua…. ¿Porqué? Pues porque este año decidí vaciarla y pintarla, sin tener en cuenta que con el efecto de la corriente del Niño está lloviendo más que en el Caribe. Diluvió la misma noche en que terminaron con la primera mano, arruinándolo todo…..y a partir de ese momento viene lloviendo cada tres cuatro días y necesito al menos estar segura de que durante siete no lloverá.

La pileta tiene un fondo de agua  porque no tengo bomba, así que hasta que vea que puede venir alguien a vaciarla sin que sea en vano, noche de por medio Andrés se mete a echarle cloro a esos 30 cm…. con la suerte que me acompaña últimamente lo único que me falta es agarrarme dengue.

offerte-capodanno-2015-al-caldo-e-in-crociera-per-viaggi-low-cost
Mi próxima Navidad

Con tanta charla, casi me olvido: ¡feliz Navidad para todos!

 

La Navidad de una peatona

6 comentarios en “La Navidad de una peatona

  1. Marcela Castro dijo:

    Querida amiga peatona, antes que nada te retribuyo el saludo navideño!! Luego quiero decirte que no hay mal que dure cien años , pero como esto no servira de mucho consuelo, te aconsejaria rocies con agua bendita tu casa y a los tuyos y suplica, confia y espera que Dios te ayude!! Por otra parte en lo que pueda quedo disponible para ti, amiga!! Besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Lógicamente el comentario anterior no lo hice yo y me preocupa que salga así. ¿quièn maneja mi cuenta? Ceci tal vez? Usè la Pancha para la feria y el super en viajes varios, pero a Villa Belgrano no voy ni loca por dos cosas: el tránsito y la subida de la vuelta!

      Me gusta

Responder a susypeatona Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s