Devaneos sesuales

 

Admiración

Hola a todos!

Espero poder engancharlos con este título; si casi todos los diarios tienen titulares llamativos para atraer al lector, sea mediante la sorpresa o la intriga ¿por qué yo no? Si me cuesta que entren a leer y que comenten, qué decir de la previa! Esto es, que se me ocurra algo. Por eso lo de devaneos sesuales, una forma atractiva y con gancho para decir que me estuve “devanando los sesos” para hablarles de algo que les resulte entretenido.

El caso es que en la página de español-e books en facebook me encontré con una diatriba escrita por un Sr. Schyfter contra las risas falsas de la televisión, atacando a sus dos variantes más obvias: la risa enlatada de las comedias norteamericanas y las falsas de los jurados y bailarines de Dancing with the stars (aquí sería bailando por un sueño). Si quieren leerlo está aquí Risa enlatada. Respecto de este último programa pienso que si él detesta las sonrisas falsas de los los bailarines, aún cuando los jueces los critiquen (también sonrientes), no sabe que hay algo aún peor y que yo detesto más que él:  las falsas peleas y llantos de la versión tinellesca.

Posteriormente don Schyfter se mete con las risas enlatadas y, en nombre de la sociedad post moderna, afirma que esto es culpa de los medios de comunicación, que nos quieren convencer  de que algo es gracioso  cuando no lo es, o más bien cuando no están seguros de si lo es o no. Sueltan las risas para que caigamos por contagio.

Ahora yo les pregunto a uds. ¿no les ha pasado viendo tele, o incluso en el cine, que toda la sala ríe menos ustedes que se quedan pensando “¿y eso se supone que es gracioso?”. Y no hablo de censurar ningún tipo de humor, pero al menos yo, disfruto más con unos que con otros; incluso cierta clase de humor me desagrada. A veces uno se clava con una peli porque está protagonizada por buenísimos actores (me pasó con una con Barbra Streisand y Dustin Hoffman) y resulta que lo que hace reír a todos no me hace reír a mi; entonces además me lamento por esas pobres estrellas de Hollywood pensando que ya están en decadencia profesional o financiera, no sé, algo que justifique que hayan puesto sus cuerpos para semejante cosa.

Recuerdo en tele haber visto The Nanny, la versión norteamericana con Fran Descher, donde había mucha risa enlatada. Si alguna vez no me reí junto con la risa de lata lo primero que me surgió fue un breve sentimiento de desconcierto. Claramente no me iba a reír aunque la lata se riese si yo no había entendido el chiste, sea por una cuestión de idiosincrasia o ignorancia (había mucho de la cultura judía que se me escapaba).  Pero juro que con La niñera hasta me habría reído con la tele sin sonido, con sólo ver las caras de la abuela Yeta y de Nails (aunque a Nails era impagable escucharlo, su personaje era el mejor para mi)

Finalmente este buen hombre, no sé cómo, llega a la conclusión de que hoy en día estamos tan ocupados que contratamos gente para que ría por nosotros, disfrute por nosotros (dice incluso que la gente mira porno para que los actores sientan placer por uno ¿??). Aunque al final el escrito tenga un par de perlitas, este tipo se fue de mambo.

En cuanto a las risas enlatadas le diría a don Schyfter,  que no se sienta tan presionado, al final de cuentas si eso lo condiciona, no me quiero imaginar el infierno que será su vida matrimonial, si es que la tiene, a lo mejor ya contrató a alguien para que disfrute o sufra por él.

¿Y uds. qué piensan de todo esto? Aclaro que tanto el Sr. Schyfter como yo no censuramos a quienes se ríen sólo cuando la lata se los indica y aceptamos cualquier tipo de críticas.  Gracias

 

 

 

 

 

Anuncios
Devaneos sesuales

6 comentarios en “Devaneos sesuales

  1. Cecilia Vivián Invitti dijo:

    Su realmente me atrapó el título, lejos de los dichos “lo sacaron de contexto…”
    tu explicación es más que sincera, tendrás que seguir devaneandote el seso, ya que nos tenés acostumbrados a leerte.
    Hasta la próxima

    Le gusta a 1 persona

  2. Marcela Castro dijo:

    Querida amiga, la verdad muy bueno lo del enganche por el título!! La verdad es que me intrigo y me hizo entrar de inmediato a ver tu blog, a pesar de que como estoy en la playa no estoy muy conectada a internet estos días. En relación al vedadero contenido, lo de las risas enlatadas, opino igual, no las tolero, y es mas, me provocan una reacción en contra. Sin tan de plástico! Que es así como yo las veo. Además son super gritones en ese tipo de programas que las usan que por lo general los rehuyo, ya sean nacionales o importados. Pero para ser franca prefiero algunos importados con risas falsas que las peleas falsas a lo Tinelli!! Hasta la próxima!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s